Infusiones, confusiones y difusiones

No podemos abstraernos en ‘La Bolsa y la vida‘ del desarrollo del denominado ‘proceso de reestructuración ordenada bancaria’ puesto en marcha hace un año con la creación de un fondo económico para ese menester, cuyo plazo para conceder ayudas finaliza el próximo 15 de junio.

En primer lugar, no está de más recordar que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) está dotado, inicialmente, con 9.000 millones de Euros: 6.750 procedente de los Presupuestos Generales del Estado y 2.250 procedentes de los Fondos de Garantía de Depósitos (FGD). En resumen, dinero de todos los ciudadanos: bien de los impuestos que pagamos, o bien, del dinero que hacemos ganar a las entidades financieras, de las que todos somos clientes.

Desde hace un año, no pasa un día sin que los medios de comunicación hablen de las negociaciones para la fusión de entidades financieras, en su mayoría Cajas de Ahorros. Según se acerca la fecha del 15 de Junio esas negociaciones están acaparando portadas, aún más cuando la negativa a fusionarse de CajaSur motivó su inmediata intervención por parte del Banco de España. Unos días después, y en pocos minutos, pasamos de que la Caja de Ahorros del Mediterraneo (CAM) rompiera la negociaciones con BBK para su fusión, a conocer que la CAM, con otras tres entidades, acordaba su participación en un Sistema Institucional de Protección (SIP). Hoy mismo se habla de la participación de La Caixa y CajaMadrid, las dos grandes del sector, en distintos proyectos de fusión.

Las principales ventajas de los SIP son que permiten fusionar entidades financieras sin que se produzcan excedentes de personal, al mantenerse intactas las redes de oficinas , permitiendo a su vez que los Consejos de Administración permanezcan inalterables y que los políticos de la CC.AA. no pierdan influencia en las mismas.

Se denomina SIP al resultado de un proceso de fusión de entidades, que con los objetivos de disminuir riesgos y aumentar la solvencia de las mismas, integran y compensan algunas de sus actividades, manteniendo la personalidad jurídica
y la ‘marca’ de cada una. Se ha popularizado para denominar este proceso, el término de ‘fusión fría’, hasta ahora usado en ámbitos científicos para otros menesteres. El mismo escepticismo, que ha acompañado entre los científicos el logro de la ‘fusión fría’, es el que tenemos muchos ciudadanos respecto a su traslado al ámbito económico y financiero. ¿Será posible?.

Como en el problema de la ‘cuadratura del círculo’, que hasta ahora se ha demostrado irresoluble, entenderán ustedes las muchas dudas que nos surgen y que intentemos empezar a responder a algunas. Después de la infusiones, confusiones y difusiones -como dijo el profesor Jones– comenzarán las verdaderas fusiones y sus consecuencias.

No es un día cualquiera descansa este fin de semana de su periplo viajero y se emitirá desde los estudios de RNE. El fin de semana que viene, sábado 5 y domingo 6, el programa se emitirá desde el Valle del Jerte (Cáceres). Como siempre toda la información la pueden encontrar en la web y en el nuevo Facebook. (Atención: se han producido cambios y hay que apuntarse de nuevo. Es inconfundible porque está identificado con la ‘chapa de Forges‘).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.