Gallinero

La ultima acepción que aparece en el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua para la palabra gallinero es “lugar donde la mucha gritería no deja que se entiendan unos con otros“. Si el mundo no ha dejado de ser nunca un gallinero en esa acepción, desde el inicio de la crisis que sufrimos esa sensación se viene acrecentando día a día. Lo oído y visto esta última semana es un ejemplo de ello, elevado a la enésima potencia. Mientras, unos pocos, han encontrado en este gallinero a la gallina de los huevos de oro.

El acuerdo al que llegó la tarde del sábado pasado el Eurogrupo, para ayudar a poner en orden el sistema financiero español y asegurar la solvencia del mismo con una ayuda de hasta 100.000.000.000 de Euros, ha generado un debate entre si debía usarse la palabra rescate, préstamo, ayuda, línea de crédito,… Pero lo peor, es que desde el primer momento, lo que ha dicho el Gobierno Español ha venido siendo matizado o desmentido desde otros Gobiernos europeos participantes en ese acuerdo.

Todo un gallinero, que junto a la incertidumbre sobre el resultado de las elecciones generales griegas de este domingo y sus consecuencias, ha supuesto que la prima de riesgo española llegara a cotas nunca alcanzadas y que el tipo de interés del bono de deuda pública española a 10 años rozara el 7%. Nivel insostenible, tanto para España, como para la supervivencia del Euro como moneda. Con la consiguiente alegría de los países anglosajones a los que nunca gustó la existencia del mismo y la competencia que suponía para el Dolar USA y la Libra Esterlina inglesa. Alegría cargada de preocupación, por otra parte, pues la caída del Euro en una economía globalizada no dejaría de profundizar la crisis económica financiera que padecemos.

Parece que a finales de mes conoceremos los detalles del acuerdo político alcanzado por el Eurogrupo. Detalles tan importantes como cuál es la cuantía final que recibirá el Estado español, cuál será el tipo de interés que pagaremos y el tiempo de reembolso. Detalles fundamentales para saber si vamos a ser fritos, cocidos o hechos al vapor. Detalles fundamentales que esperan conocer otros países que han recibido ayudas como Grecia, Irlanda y Portugal para solicitar la renegociación de los acuerdos alcanzados con ellos, si las condiciones acordadas con España son más favorables a las acordadas con ellos. Detalles fundamentales para saber si al final el acuerdo supondrá un incremento del nivel de deuda española, un aumento del déficit público y la necesidad de tomar más medidas de ajuste y recorte que las ya implementadas y anunciadas.

Lo venimos repitiendo. Ahora, más que nunca es necesario, hacen falta ‘luz y taquígrafos’ para que la ciudadanía conozca que se va a hacer con su dinero, el dinero público, que no monopolio de Gobiernos y políticos, sino que es propiedad del conjunto de los ciudadanos. Los paganos deben saber cuánto van a pagar, por qué van a hacerlo, quiénes son los responsables de haber creado esta situación y qué consecuencias van a sufrir los mismos por su actuación. Seguiremos repitiéndolo todas las veces que sea necesario.

Finalizaremos recomendando un libro. Vicenç Navarro, Juan Torres y Alberto Garzón acaban de publicar “Lo que España necesita…“. Lectura imprescindible como también lo fue su anterior libro “Hay alternativas“. Las consultas, dudas, sugerencias o quejas pueden dirigirlas al correo: labolsaylavida@rtve.es .


No es un día cualquiera‘ se emite los sábados y domingos, entre las 8 y las 13 horas, en Radio Nacional de España. Este fin de semana de Junio, 16 y 17 de Junio, el programa se emitirá desde Expomeloneras del municipio grancanario de San Bartolomé de Tinaraja. Toda la información sobre el programa pueden seguirla en su web y en su Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.