Salarios y mentiras

No hay lugar a dudas, el ilustre ministro de Hacienda del gobierno español  se ha cubierto de gloria esta semana, aunque ya había dado pruebas de su “saber hacer” desde que fue nombrado máximo responsable del uso de los impuestos que paga la ciudadanía, sobre todo de la parte de la ciudadanía que menos tiene, y a la que machaca sin parar…¡Enhorabuena señor Montoro!…gracias a usted, y al gobierno del que forma parte, los asalariados españoles están notando una mejora en lo poco que perciben mensualmente…Bueno, eso es lo que ha dicho el señor Montoro en sede parlamentaria, sin ningún rubor (ver la grabación difundida por los medios de comunicación)…aunque luego, en los pasillos del Parlamento, haya matizado sus propósitos. La grabación de “La bolsa y la  Vida” de esta semana no podía evitar comentar la indecencia, por no decir otra cosa, que representa lo dicho por el señor Montoro…aunque después haya dicho que se refería a los convenios. Hemos vuelto a ver varias veces su declaración en el Congreso de los diputados, lugar en el que, aparentemente, está representada la ciudadanía española…y el señor Montoro ha mentido en dicho lugar…y no ha pedido disculpas. Si, para matizar a posteriori su declaración en el Congreso de los diputados, el señor Montoro hubiese utilizado el incremento del número de ricos que, según un informe del Crédit Suisse se ha constatado en España en 2012, podía haber dicho que, de media, la ciudadanía española se ha enriquecido durante la crisis… Hemos pasado, según dicho informe de 335.000 a 402.000 ricos en España, sabiendo que el informe considera como ricos a aquellos que tienen más de un millón de euros.

La grabación de esta semana aborda  también el símil con la película “Espartaco”…¿Por qué será?. Que cada cual saque sus conclusiones.

El necesario cambio del modelo económico vigente sigue siendo nuestro objetivo…y creemos que no estamos solos…pero ¿Qué hacemos cada uno de nosotros para cambiarlo?. Que nadie se sienta culpable, con el dedo acusador…sabiendo que todos  somos responsables de que no cambie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.