Intranquilidad, especulación y falta de transparencia

La actualidad de la semana ha venido marcada por la situación de Bankia, por el otro capítulo de la tragedia griega, y por el nuevo máximo de la prima de riesgo de la deuda pública española. En ‘La Bolsa y la vidahablaremos de ello y de las cuestiones que creemos que están detrás de esta nueva ‘semana de pasión’ que hemos vivido: la lógica intranquilidad de los ahorradores, la especulación propia de los mercados financieros y la necesidad de una mayor transparencia por parte de los organismos reguladores y supervisores del sistema financiero español (Gobierno, Banco de España y Comisión Nacional del Mercado de Valores).

Es lógico que las personas que tienen depositados sus ahorros en Bankia estén intranquilas. Queremos lanzar desde aquí un mensaje de tranquilidad: sus ahorros están ahora más seguros que antes de la nacionalización de la entidad dado que ahora cuentan con la garantía del Estado, más allá de la que ofrece el Fondo de Garantía de Depósitos para el conjunto de ahorradores. Los ahorradores de la entidades que han sido intervenidas por el Banco de España durante estos años no han perdido ni un solo céntimo de Euro. Esa es la mayor garantía que pueden tener los clientes de Bankia.

Para que la lógica intranquilidad no se convierta en pánico es necesario desligar la evolución de la cotización bursátil de las acciones de Bankia de los riesgos de los ahorros depositados en esa entidad. Las acciones, como producto de renta variable, están sometidas a la fluctuación de los mercados. Fluctuación, en muchos casos, inducida por operaciones especulativas por parte de los que mueven grandes cantidades de dinero. Primero se crea la duda, luego se siembra la intranquilidad, esta acaba convirtiéndose en pánico,… mientras la cotización cae bruscamente para ‘milagrosamente’ rebotar de manera súbita.

Los que compraron acciones de Bankia en su cotización mínima del jueves y la han vendido el viernes en máximos del día han obtenido el 60% de beneficio para su inversión en unas pocas horas… sin que los riesgos para los clientes de Bankia hayan variado en esas horas. La totalidad de las entidades financieras españolas que cotizan en Bolsa, y buena parte de las europeas, llevan una evolución negativa desde hace meses, y su cotización ha perdido porcentajes importantes, sin que nadie haya puesto en cuestión la seguridad de los ahorros en ellas depositados. Esas mismas entidades se ofrecen como ‘refugio seguro’ para los ‘inseguros ahorros’ depositados en Bankia.

Dediquen unos segundos a reflexionar sobre estas dos cuestiones, pues entenderán mucho mejor lo sucedido estos últimos días. Una vez hayamos entendido lo que sucede, sosegada nuestra intranquilidad, y recuperado el control sobre nuestros actos, será el momento de tomar las decisiones que estimemos oportunas sobre nuestros ahorros e inversiones.

Dicho lo anterior hay que exigir una vez más la máxima transparencia a los organismos reguladores y supervisores del sistema financiero español. Máxima transparencia para que la información relevante sobre las empresas cotizadas llegue al conjunto de los inversores. Máxima transparencia para desenmascarar a los que realizan pingües beneficios con la especulación, pues toda operación bursátil y de compraventa de deuda pública queda registrada y es posible para esos organismos conocer quién está comprando y vendiendo en los mercados. ¿Por qué no se hacen públicos los nombres de las entidades financieras, gestoras de fondos de inversión y otros operadores del sistema que se lo “están llevando crudo”? La ciudadanía tienen derecho a conocer quiénes están detrás de la intranquilidad que padece y de la especulación de la que es y será pagana.

Nos hemos centrado en el tema de Bankia pero la misma explicación, y lo hemos comentado en anteriores ocasiones, se puede aplicar a lo que sucede con Grecia, lo que sucede en los mercados de deuda pública, y la evolución de la prima de riesgo. Lo hemos dicho en ocasiones anteriores y lo repetiremos todas las que haga falta: el miedo es necesario para que la ciudadanía acepte los recortes de derechos y servicios que se están haciendo.

Finalizaremos esta semana con el concepto financiero EUROSTOXX 50, uno de los muchos indicadores bursátiles existentes. Les invitamos a que las consultas, dudas y sugerencias que tengan sobre el mundo de la economía y las finanzas las envíen a: labolsaylavida@rtve.es .

No es un día cualquiera‘ se emite los sábados y domingos, entre las 8 y las 13 horas, en Radio Nacional de España. Este fin de semana, 19 y 20 de Mayo, estaremos emitiendo en directo desde Pontevedra. Toda la información sobre el programa pueden seguirla en su web y en su Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.