La bolsa y la Vida

Bitácora de divulgación de la cultura financiera y bursátil

Hasta siempre, Labordeta

José Antonio Labordeta, ‘El Abuelo’, se nos ha ido, pero siempre estará en nuestra memoria y en nuestro corazón.

Como buen maestro de escuela nos enseñó a amar la libertad y a luchar por ella. No dudes ni un momento, Labordeta, que siguiendo tu ejemplo seguiremos ‘gruñendo’.

Un abrazo muy fuerte a su familia, a sus amigos, al equipo de ‘No es un día cualquiera’, y a todos los que lloran la pérdida sufrida que, no por esperada, no es menos dolorosa.

Qué mejor palabras para despedirle que las que le ha dedicado Pepa Fernández en la bitácora del programa:

por Pepa Fernández el 19 Sep 2010 URL Permanente

Se nos ha muerto Labordeta.

Su colaboración en No es un día cualquiera, que empezó hace poco más de un año, nos ha dado muchas alegrías, nos ha dejado momentos memorables y, sobre todo, nos ha regalado su amistad y su cariño.

Gracias a Joaquín Carbonell grabó la sintonía de “EL Gruñidero”, el espacio que compartía con José María Íñigo. Y lo hizo a ritmo de rap. Pienso ahora que, seguramente, fue su última grabación.

A pesar del avance de la enfermedad, él seguía ilusionado con esa colaboración semanal y teníamos todavía muchas cosas pendientes. Hace unos años compuso una divertida canción titulada “Zarajota blues” que cantó con Hilario Camacho porque él no era capaz de ponerle “swing”. Se reía por eso y yo le dije en antena que íbamos a hacer lo posible y lo imposible para encontrar el swing de Labordeta. Ya no podrá ser.

Es fácil hablar bien de alguien cuando ya no está. De José Antonio era fácil hablar bien incluso cuando estaba porque, aunque nadie es imprescindible, hay gente muy necesaria. Y él lo era.

Nosotros, sus compañeros de la radio, no le vamos a olvidar.

Un abrazo para “sus mujeres”, a las que tanto quería y tanto le querían: su mujer Juana, sus tres hijas y sus dos nietas (las niñas de sus ojos).

Entre las muchas webs de homenaje, os enlazamos con la que le ha dedicado RTVE.

8 COMENTARIOS

  1. Muitas grazias, Labordeta, por luitar, dende o tuyo espiritu “anarco-aragonés-universal” por un Aragón libre. Aragón ye nazión!

  2. Como recuerdo ese soniquete que tanto repetía el MAESTRO Labordeta : “eso aunque a mí no me pilla pero joder, sí me importa”. Un tipo admirable.

  3. Estoy pensando ¡anda, aún pienso!, que, como aún queda nomenclatura, podíamos crear mas grupos. Por ejemplo: el G-17, y el G-11, y el G-1135, y más y así, junto con los que tú nombras y otros como “la Conferencia Hispanoamericana, la Conferencia Iberoamericana, la del Mediterráneo Norte, la del Mediterráneo Sur, no si se también existe la del Centro del Mediterráneo, que viene a quedar por ahí abajo. Bueno, todas. Para que el iluminado de turno esté todos los días haciendo el “gilipollas” (perdón), y gastos para acá, y gastos para allá. Un avión, dos aviones, tres aviones. Pero que los paguen otros, como por ejemplo yo, más …aquí léase lo que se quiera …aún. ¡Señor! ¡Señor!. Que especie tan estúpida esta, la humana (bueno, alguno, el que pueda, que se excluya).
    Sr. Álvarez, usted siga diciéndonos cosas de modo que sean inteligibles para los de a pié, aunque ello suponga enterarnos de una gran cantidad de sandeces y nos provoquen algún que otro dolor de tripas.
    ¡YO ME ESTOY EMPEZANDO A CABREAR!
    Otro escuchante.

  4. Estoy pensando ¡anda, aún pienso!, que, como aún queda nomenclatura, podíamos crear mas grupos. Por ejemplo: el G-17, y el G-11, y el G-1135, y más y así, junto con los que tú nombras y otros como “la Conferencia Hispanoamericana, la Conferencia Iberoamericana, la del Mediterráneo Norte, la del Mediterráneo Sur, no si se también existe la del Centro del Mediterráneo, que viene a quedar por ahí abajo. Bueno, todas. Para que el iluminado de turno esté todos los días haciendo el “gilipollas” (perdón), y gastos para acá, y gastos para allá. Un avión, dos aviones, tres aviones. Pero que los paguen otros, como por ejemplo yo, más …aquí léase lo que se quiera …aún. ¡Señor! ¡Señor!. Que especie tan estúpida esta, la humana (bueno, alguno, el que pueda, que se excluya).
    Sr. Álvarez, usted siga diciéndonos cosas de modo que sean inteligibles para los de a pié, aunque ello suponga enterarnos de una gran cantidad de sandeces y nos provoquen algún que otro dolor de tripas.
    ¡YO ME ESTOY EMPEZANDO A CABREAR!
    Otro escuchante.

  5. Enhorabuena por no seguir el discurso hegemónico y decir cosas como estas en la radio púlica. Muchas gracias.

    Un escuchante.

  6. Enhorabuena por no seguir el discurso hegemónico y decir cosas como estas en la radio púlica. Muchas gracias.

    Un escuchante.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.