La bolsa y la Vida

Bitácora de divulgación de la cultura financiera y bursátil

Pastilla contra el dolor ajeno.

Me gustaría que todos os animarais a este proyecto. En todas las farmacias de España han comenzado a vender unas pastillas muy especiales. Tan especiales, que en vez de curar a quien las toma, cura a millones de personas ajenas, olvidadas, que no pueden tomar las medicinas que necesitan. Se llaman “Pastillas contra el dolor ajeno“.

Os sonará a chino, pero es muy fácil. Médicos Sin Fronteras va a vender estas pastillas, a un precio de 1€, para que, con la recaudación, se pueda tratar a millones de personas que sufren enfermedades olvidadas, como la enfermedad del sueño, el chagas, el sida infantil, el kala azar, la Tuberculosis, o la malaria. Son enfermedades que a nosotros no nos afectan, pero que en el tercer mundo causan estragos, porque las empresas farmacéuticas venden la medicación a “precio occidental”, lo que imposibilita recibir tratamiento a las personas pobres.

Así que, por 1€, os venderán seis pastillas (en realidad son caramelos de mentol) con las que ayudaréis a tratar a quienes no pueden pagarse las medicinas. Es un precio muy bajo, y nos lo ponen muy fácil: no nos piden que vayamos a África en una caravana solidaria, ni una mensualidad. Solo 1€. Menos que algunas chucherías. Menos que el autobús. Y podemos comprarlas en cualquier farmacia.

Animaos, por favor. Y, además de colaborar vosotros, animáis a vuestras familias y amigos. Es solo 1€. Que ruede la rueda…

0 COMENTARIOS

  1. Muy buena información! se puede sacar de lo que escribes y lo que dices en la radio.
    Cuanta más necesidad hay, y mal ambiente económico como tenemos, es cuando más buitres hay intentando engañar, tentando con propuestas de inversiones con ganancias imposibles.

  2. Muy buena información! se puede sacar de lo que escribes y lo que dices en la radio.
    Cuanta más necesidad hay, y mal ambiente económico como tenemos, es cuando más buitres hay intentando engañar, tentando con propuestas de inversiones con ganancias imposibles.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.