La bolsa y la Vida

Bitácora de divulgación de la cultura financiera y bursátil

Hórdur Torfason durante su visita a España

Hördur Torfason fue uno de los impulsores de la ‘revolución silenciosa’ que comenzó en Octubre de 2008 en Islandia y que continúa tres años después con la redacción de una nueva Constitución con la participación directa de la ciudadanía. Interesantes reflexiones las que hizo durante su visita a diversas ciudades españolas.

0 COMENTARIOS

  1. El caso es tenernos cogidos por algún lado. La iglesia por el alma y la banca por el bolsillo. A la iglesia se le puede mandar a hacer puñetas no teniéndola miedo, pero con los bancos …¿qué hacemos? Tenemos la mala costumbre de querer comer cada día y tener un techo donde refugiarnos y eso la banca no nos lo consiente sin su permiso. No vale con no tenerle miedo, hay que, además de estar informado ser inteligente para no dejarse atrapar. (Sutiles y afinados como siempre los de “vaya semanita”)

  2. El caso es tenernos cogidos por algún lado. La iglesia por el alma y la banca por el bolsillo. A la iglesia se le puede mandar a hacer puñetas no teniéndola miedo, pero con los bancos …¿qué hacemos? Tenemos la mala costumbre de querer comer cada día y tener un techo donde refugiarnos y eso la banca no nos lo consiente sin su permiso. No vale con no tenerle miedo, hay que, además de estar informado ser inteligente para no dejarse atrapar. (Sutiles y afinados como siempre los de “vaya semanita”)

  3. Excelente humor que es la mejor manera de ejercer la pedagogía. Seguro que a muchos nos recuerda “esa primera vez” que todavía estamos pagando. Hoy mismo he recibido de mi entidad bancaria una oferta de 10.000€. Acto seguido he roto en pedazos el suntuoso papel y lo he depositado en la bolsa de reciclaje.

    Uf! Que placer.

    Saludos,

  4. Excelente humor que es la mejor manera de ejercer la pedagogía. Seguro que a muchos nos recuerda “esa primera vez” que todavía estamos pagando. Hoy mismo he recibido de mi entidad bancaria una oferta de 10.000€. Acto seguido he roto en pedazos el suntuoso papel y lo he depositado en la bolsa de reciclaje.

    Uf! Que placer.

    Saludos,

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.