La bolsa y la Vida

Bitácora de divulgación de la cultura financiera y bursátil

La palabra “Empresa”

Nos han robado el sentido de las palabras, y si las palabras no tienen sentido…apaga y vámonos.

Hoy abordamos la palabra “Empresa” que, desgraciadamente, se ha convertido en “Negocio”.

4 COMENTARIOS

  1. Ante todo me alegro de tu vuelta por estos parajes.
    En cuanto a la distorsión que están sufriendo las palabras, sobre todo en temas economíco-financioeros, quisiera comentar que en los cafés con mis amigos o personas cercanas intento explicarles y mostrarles esa malicia en el uso del lenguaje pero son bastante reacios y les cuesta incluso siendo muchos de ellos gente relativamente instruida y comprometida socialmente (este sistema-modelo ha hecho un magnífico trabajo sociológico pero para mal).
    Una de los temas que suelo comentar es de la falta de ética de las franquicias que incluso incumplen unos de los mantras del neoliberalismo ” si trabajas duro llegarás”. Muchos franquiciados apenas sobreviven y la mayor pasta se la lleva la marca que sólo hace publicidad y muchas veces engañosa, pero el riesgo y el trabajo lo pone el franquiciado.
    Llegado aquí intento explicar la diferencia entre “forma de ganarte la vida” y “negocio”.
    Les defino la primera como el trabajo que tu realizas para conseguir los bienes y servicios que necesitas en tu vida diaria. Por ejemplo, si soy fontanero iré arrglando tuberias, instalando baños y todas las tareas relativas a ese gremio. Eso no quiere decir que no puedas tener empleados que te ayuden y por ello sean remunerados, que podrían ser bastantes sin dejar ser una “forma de ganarte la vida”.
    Entonces ¿cuándo deja de ser una forma de vida para convertirse en un negocio?
    En mi opinión, esto ocurre en en momento en que dejas de ser parte del engranaje de funcionamiento de la empresa y simplemente recibes remuneración por dejar tu marca y/o financiación. Así, si ese mismo fontanero que ha cogido fama a nivel comarcal, decide abrir un establecimiento en otra localidad de la comarca pero para ello manda a uno de sus empleados que es el que se va a encargar de esa zona. Entonces, si el jefe no llega nunca a presentarse por esa zona para supervisar o realizar alguna de las tareas que le han dado fama, ENTONCES LA FORMA DE VIDA SE HA CONVERTIDO EN UN NEGOCIO.
    Un ejemplo de esto es muy claro el los cocineros estrella que tenemos por muchas partes del mundo. Abre n restaurantes en su nombre en lugares en los cuales es imposible que estén a la vez, con lo cual rara vez vas a comer algo que hayan cocinado ellos.

    Salud y bien común como manda la “sacrosanta” constitución.

  2. Despedimos a dos mil diecinueve
    para saludar el nuevo dos mil veinte.

    Son fechas para acordarse
    de que mañana viene bueno,
    son fechas de corazones grandes
    y de muchos besos,
    son fechas de comer juntos
    o pensar a distancia en juntarse,
    son fechas de juguetes sin lujo
    y de lumbre en el hogar,
    son fechas de sonrisas sin par
    y de caricias sin freno,
    son fechas de felicidad
    y de que un niño es un reino,…

    Deseo un fin de año lleno de felicidad
    y que cada día del año próximo sea especial,
    lleno de cariño, de amor y de paz.

    Posdata
    Disculpa este abuso entrometiéndome en tu espacio
    pero es que el correo electrónico que tenía tuyo no me ha funcionado,
    y así como que deseándolo me ha salido un pareado,
    en asonante.

    Muchas felicidades.

  3. Grande, Paco. Desde hace tiempo que no valoramos la labor social de la empresa. El vídeo que corre por internet en el que un repartidor de comida rápida critica el sistema y cuando llega al portal de su casa recibe el pedido que le ha llevado otro repartidor lo indica todo. Como decía aquella canción, menos mal que nos queda Portugal. Saludos.

Responder a TXEMI Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.