Contrastes

Hace pocas horas ha finalizado un nuevo Consejo Europeo que llevaba aparejado una Cumbre de los países de la zona Euro. Mucho se habló antes, mucho se ha hablado durante su transcurso y más todavía se hablará de sus acuerdos. Como llevamos tiempo diciendo es necesario tomarse el suficiente reposo para leer los documentos, escuchar las declaraciones y reflexionar sobre lo leído y escuchado para sacar nuestras propias conclusiones sobre lo acordado y sus consecuencias.

De momento lo que tenemos es un escueto documento que recoge los acuerdos tomados por la “Cumbre de la Zona del Euro”. Por otro lado, las declaraciones de los participantes y del Presidente del Banco Central Europeo. No pueden faltar los análisis y comentarios emitidos en los distintos medios de comunicación por expertos, pseudoexpertos, y los que pasaban por allí pero que de todo saben. Como ha ocurrido en ocasiones anteriores, y tenemos la experiencia de la reciente reunión del Eurogrupo del pasado 7 de Junio, según quién haga las declaraciones o interprete el acuerdo adoptado, parece ser que se han acordado cosas distintas. Viejo como el mundo, aquello de “arrimar el ascua a nuestra sardina“.

Por ello, de nuevo, tendremos que dejar pasar días, y en este caso meses, para saber cuales son los efectos últimos del citado acuerdo. Pues meses, hasta finales del 2012, es el plazo que se da a la Comisión Europea para que desarrolle el mecanismo único de supervisión bancaria que permita que la ayuda a la entidades financieras europeas que la necesiten vayan directamente a las mismas y no a través de los Estados. Cuestión fundamental para que dichas ayudas no computen como déficit público de los países cuyas entidades financieras reciban esas ayudas.

Ya hay voces que valoran la bondad del acuerdo en función de la reacción de los mercados financieros en las primeras horas de publicarse el mismo. Como ayer viernes las Bolsas han subido y las primas de riesgo de España e Italia han bajado, ya se celebra la salvación del Euro. No queremos ser aguafiestas pero no será la primera vez, ni la última, que la cañas se vuelven lanzas en cuestión de días. Insistimos siempre, y seguiremos insistiendo, sobre el hecho de que las tendencias de los mercados financieros hay que valorarlas en periodos más amplios de tiempo. Veremos lo que sucede en las próximas semanas y cuáles son las conclusiones cuando finalice el trimestre que mañana empezamos.

Pero antes que los efectos positivos del acuerdo de ayer alcancen a los ciudadanos de a pie, notaremos como las condiciones impuestas para poder llegar al mismo nos tocan nuestro bolsillo y nuestros derechos. Subirá el IVA, y lo hará en muchos de los productos que forman la cesta de la compra básica, mientras que seguirá el recorte del gasto público en los servicios públicos, y sus empleados, como principales afectados. Por tanto, seguirá la asimetría que lleva implícito el sistema económico en el que vivimos: el 99% de la población seguirá pagando los platos rotos por el 1% de la misma.


En relación al mundo que habitamos, les recomendamos la lectura del libro de Eulalia Tort “Converses amb Teresa Forcades“, de la editorial Dau. De momento sólo disponible en catalán, más allá de los acuerdos y desacuerdos, seguro que no les dejará indiferente.

Terminaremos con el concepto financiero ‘Bail Out‘. No es la primera vez que lo hacemos pero las peticiones de los escuchantes son las que mandan en esta sección y ese término es como una ‘espada de Damocles’ que no acabamos de quitarnos de encima.


No es un día cualquiera‘ se emite los sábados y domingos, entre las 8 y las 13 horas, en Radio Nacional de España. Este fin de semana, 30 de Junio y 1 de Julio, el programa se emitirá desde Mazarrón (Murcia). Toda la información sobre el programa pueden seguirla en su web y en su Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.