La bolsa y la Vida

Bitácora de divulgación de la cultura financiera y bursátil

la-bolsa-y-la-vida-attac-tv

Entrevista en ‘attac TV’: Organismos internacionales en al ámbito económico y financiero

 

la-bolsa-y-la-vida-attac-tv
la-bolsa-y-la-vida-attac-tv

De nuevo, ‘attac TV‘ ha considerado oportuno entrevistarme. La entrevista se realizó el pasado 4 de Junio, en la sede del Instituto Francés de Valencia. En la misma hablamos de los organismos internacionales en el ámbito económico y financiero (FMI, Banco Mundial, G2, G7, G8, G20 y agencias de rating) y de la crisis. Reitero el agradecimiento al colectivo ‘ATTAC‘ por su deferencia y por su compromiso en la búsqueda de alternativas al modelo económico actual.

Recomiendo que accedan de forma periódica a la web de ‘attacTV‘ donde se publican interesantes entrevistas y reportajes audiovisuales sobre la actualidad económica y financiera desde un punto alternativo a la de los grandes medios de comunicación.

23 COMENTARIOS

  1. maq, lee a Silvio Gesell, si no lo has leído ya. O, al menos, a Magryt Kennedy, que resume con sencillez las claves de “el orden económico natural” de Gesell. POrque lo que estás diciendo, es en muchos aspectos (si no todos) teoría monetaria y económica de Gesell.
    También desconozco tu grado de profundidad del sistema monetario actual, en sus implicaciones también bancarias en cuanto crediticias, pero me permito sugerirte un material que quizá (quizá no) te supla ciertas carencias de información:

    1) Investigué todo lo profundamente que pude toda esta cuestión después de visionar este documental (duración: 50 min):
    http://video.google.es/videoplay?docid=297944284192645565#

    2) Informe Verdad sobre el sistema monetario y crediticio:

    http://dl.dropbox.com/u/2142067/VERDAD%20sobre%20el%20SISTEMA%20MONETARIO.pdf
    si tienes algún problema con este enlace, entonces prueba este: https://www.sugarsync.com/pf/D418999_6444462_96520

    3) Para profundizar en el tema, con una perspectiva histórica y genealógica de la cuestión, el valiosísimo documental “the money masters”, con subtítulos al español (tiempo total de visionado: 3h30) :
    http://video.google.es/videoplay?docid=-3875233811701164099# (parte 1)
    http://video.google.es/videoplay?docid=-3875233811701164099#docid=-2183251855920710148 (parte 2)

    4) Libro “imprescindible” (aunque por supuesto mucho mejor sería leerse “el orden económico natural” de Silvio Gesell):
    “Dinero sin inflación ni tasas de interés” Magrit Kennedy.
    Libro corto, claro y conciso, y fácil de leer, comprender y asimilar. Muy muy bien hecho en eso, porque cosas “complejas” las expone magistralmente bien de forma super clara.
    Por 13 € te llega a tu casa, a través de la página de Iberlibro:
    http://www.iberlibro.com/servlet/SearchResults?kn=dinero+sin+inflacion+ni+tasas+de+interes&sts=t&x=0&y=0

    5) Continuación de “el dinero es deuda”. El dinero es deuda 2.
    http://www.youtube.com/watch?v=MOqEn0CN0rQ&feature=player_embedded

    Saludos

    Eladio

  2. Luisen: Hablas de corrupción, como algo ligado a una banca nacionalizada… ¿Pero no la hay en la Banca privada?…
    Esas “informaciones privilegiadas”, que favorecen la ingeniería financiara como el arte de la estafa, el descarado control sobre los medios de comunicación, los fondos para precisamente corromper a los políticos que tan dócilmente privatizan lo que era público, ¿De donde salen?…
    O eres un cretino, que no se entera de la misa la media, o un mercenario al servicio de grupo de “financieros” que están a explotar a la sociedad de forma despiadada…

  3. Luisen: La petulancia sólo sirve para ocultar la verdad,y revela una falta de argumentos para justificar actitudes… En tus “razonamientos”, no hay nada consistente… Tu argumento sobre lo mala que puede ser una “nacionalización” de la banca, sólo revela tu servilismo hacia una forma injusta de gobernar el mundo… Es evidente que nada se te puede decir: No hay peor ciego, o peor sordo, que el que no quiere ver, o el que no quiere oír… O ambas cosas.

  4. Luisen: la pedantería no sirve para resolver problemas, pero si para ocultarlos. Siento no encontrar nada útil en tus comentarios, en los que sólo percibo una preocupación por ocultar los detalles de una situación que solo beneficia a muy pocos, a costa de las mayorías…
    Descalificar sin más una posible nacionalización de la Banca, es simplificar una solución sin ofrecer otra alternativa… ¿Corrupción?… ¿Es que en la banca privada no la hay, además de abusos y una descarada prepotencia que está destruyendo la economía que debería aplicarse en beneficio del conjunto de la sociedad?…
    Está claro que ningún razonamiento servirá para Luisen se “entere” de la realidad de las cosas… No hay peor ciego, o peor sordo, que el que no quiere ver, o no oir…

  5. Bufffff!, Brrrrr!, Baaaah!…estos, y otros comentarios parecidos son los que se pueden hacer a los que no dan su nombre y apellidos cuando expresan sus opiniones en un blog que tiene autor y da su nombre y apellidos. Discrepar puede ser enriquecedor. Hacerlo anonimamente es una cobardía que, de entrada, descalifica a quien discrepa. Está claro, que el tal Luisen siga rebuznando…al parecer es lo único que sabe hacer…

  6. Buffff, qué tedio: me basta leer términos como “el sistema”, “esta ‘guerra'” o “verdad incuestionable” para que me dé mucha pereza leer un artículo y sus comentarios. No te digo cuando a alguien se le ocurre volver sobre el tema de las nacionalizaciones de la banca, demostrando una profunda ignorancia acerca de lo que han deparado procesos del mismo tenor en el pasado (bastaría con que leyese un poco acerca de la llevada a cabo por el impresentable Mitterrand a principios de los años 80): básicamente, corrupción a gran escala.
    En fin, se comprueba que hay quién sigue creyendo en milagros, mientras se lamenta de que no haya alternativas al neoliberalismo. Haberlas, haylas, por supuesto, pero, por favor, no las busquen fuera del capitalismo (término que debería emplearse en plural, por cierto) o podemos ponernos a temblar. ¿O acaso piensan ustedes volver al régimen de aldea, con el huerto y las gallinas? No es mala opción, pero me temo que incompatible con el uso de sus portátiles.

  7. Sólo quería comentar que me ha parecido el análisis realizado, una verdad incuestionable y muy interesante. No poseo aún conocimientos económicos para analizar ya que ahora mismo entraré en la universidad para estudiar economía, pero de la manera que el señor Francisco lo expone es totalmente entendible. Doy gracias por ello.
    Un saludo,
    Un estudiante de 18 años.

  8. Se trata de darle al dinero una funcionalidad adecuada a su fin: facilitar la circulación de bienes, su intercambio, y satisfacer las necesidades de las personas, sin traumas ni especulaciones interesadas.

    Facilitaría la implantación del salario social, y en cuanto al tema del AHORRO, que muchos consideran desaparecería, al tener el dinero una fecha de caducidad, no sería necesariamente así, ya que el ahorro o previsión se obtendría en base a la reserva de bienes reales, como oro, materiales imperecederos, etc.

    No hay que olvidar que los vaivenes de la economía actual han dejado sumidos en la ruina aquellos que tenían sus reservas en dinero, que de pronto se vio desprovisto de valor.

    Y aun así (dificultades para constituir una reserva personal) el estado podría garantizar de forma perpetua el pago de pensiones suficientes para las personas en general.

    El sistema funcionaría de forma que el Estado pusiera en circulación el dinero suficiente para que las personas dispusieran de recursos financieros para atender sus necesidades.

    Tradicionalmente ya era así, cuando los estados, tenían el monopolio de emitir moneda, pero recupera la misma a base de los impuestos, con lo que el dinero se ponía de nuevo en circulación, para dinamizar la economía.

    Si el dinero caduca, cumplido su plazo, su destino es volver al Estado: en forma de impuestos (para eso se podría utilizar dinero caducado) o desapareciendo de la circulación, con lo que dejaría disponible importes para ser puestos de nuevo en circulación.

    Quizá incluso se pudiese abolir el pago de impuestos, controlando entonces el dinero caducado, que podría ser “cambiado” por nuevo dinero, cuando su poseedor acreditase fuese “dinero” necesario para el mantenimiento de su actividad, a la hora de proveer mercancías o pagar salarios.

    Las posibilidades son inmensas, y creo que habría que experimentar y simular situaciones, para sacar conclusiones más válidas.

    No nos olvidemos de experiencias ya realizadas, en diversas zonas de Europa y EE.UU., con moneda local, o provisional,.que al parecer está funcionando con muy buenos resultados.

  9. A Paco Álvarez lo tengo muy oído por RNE, pero últimamente no me “coincide” demasiado hacerlo… Creo que es, si no la única, una de las pocas voces que se oye en la radio diciendo verdades que todo el sistema trata de disimular u ocultar…

    El lo que el dice: falta una ALTERNATIVA al sistema llamado NEOLIBERAL, por lo que, teniendo en cuenta la actitud de los políticos que toman las decisiones al pié de la letra de unas entidades prostituidas respecto a sus objetivos fundacionales (lo mismo ha pasado con las Cajas) será muy difícil que las cosas cambien.

    Personalmente, y desde mi ignorancia, creo que habría medidas, relativamente sencillas, que servirían para alterar la correlación de fuerzas, en esta “guerra”.

    Lo primero, definir el dinero: Después de tantos cambios, nunca ha tenido tanto poder, precisamente cuando menos vale: No tiene más respaldo que unos conceptos especulativos, carentes de sentido.

    Hay que limitarlo a su única utilidad aceptable (instrumento para favorecer el intercambio de bienes) suprimiéndolo como elemento de medida en las transacciones económico-financieras.

    ¿Que vale el dinero?… El valor está en los bienes que se intercambian, no en el instrumento de cambio. Es como si se valorasen los productos por el envoltorio que los contenga…

    Sólo tenemos que fijarnos en dos aspectos que nadie menciona, pero que sirven para entender lo aleatorio e inútil de los conceptos que se le aplican:

    1º El volumen de moneda falsa que circula por el mundo, sin que ello signifique ningún problema.
    2º El cambio de pesetas en EUROS…

    Es de suponer que la emisión de EUROS, serían suficientes para recoger TODAS las pesetas. Pero evidentemente, el dinero destruido o perdido, o “reservado” en colecciones, será una cifra astronómica de EUROS no cambiados…

    Para suponer que ha sido así, tengo dos datos: 1º primero, que esas cifras no se conocen. Se trata de un “secreto de estado”.

    2º Segundo, el superávit que precisamente a raíz del cambio, experimentó la economía del estado, sin causas aparentes para ello.

    Tuve las experiencia de tener accidental acceso a las cifras reales de la contabilidad de un Ministerio, y ver como el importe final cambiaba drásticamente. Una llamada “de alto nivel” lo hizo posible.

    La contabilidad está diseñada para obtener cualquier resultado, y se programa y corrige al margen de las realidades…

    Por eso, me parece que es necesario atacar a la raíz del problema, que gira en torno a las entidades financieras que ostentan el poder sin necesidad de referéndum o votaciones democráticas.

    Son muchas las voces que piden la “nacionalización” de la Banca (en la que habría que incluir a las bolsas y entidades de vigilancia) y que es, por supuesto, un camino que podría paliar muchas de las dificultades.

    Pero aún sin llegar a esa nacionalización, la mejor medida sería la nacionalizar el DINERO. Es decir, que solo el Estado tuviera el poder de emitir moneda, su gestión y cesión en crédito, con un sistema distinto de los intereses progresivos y acumulativos.

    Ya, en otro momento, me atreví a plantearle a Francisco Álvarez, una alternativa: Dinero con fecha de caducidad… Fué tajante en su respuesta: Eso no sería viable, pero creo que ante la simpleza de la idea, la respuesta estaba condicionada por la perspectiva de la situación actual.

    No tuve oportunidad de explicar mi idea, para liberar la economía de la servidumbre actual, sometida a los Santones y Profetas del Sacro Santo Imperio del Dinero cotizado en Bolsa…

    Pero para explicarme quizá debiera escribir un libro, y no es el lugar. En otro foro se abrió un debate, en el que se iban contestando las distintas dudas respecto a los “problemas” que esta propuesta parece tener…

    A ese foro le perdí la pista …

    Ya no tengo más espacio. Alguien tendrá que proponer un esquema que permita irlo rellenando para construir un sólido edificio para resistir los embates de los especuladores.

    Miguel A. Quinteiro
    669781006
    maqmaq@gmail.com

  10. OS REMITO UNAS REFLEXIONES QUE SIN LLEGAR AL TECNICISMO DE LAS DE LUIS FRAGO QUIZAS REFLEJAN DE MANERA CLARA Y CONCISA LA SITUACIÓN.

    Deudas y Burros

    Se solicitó a un prestigioso asesor financiero que explicara esta crisis de una forma sencilla, para que la gente de a pie entienda sus causas.

    Este fue su relato:

    Un señor se dirigió a una aldea donde nunca había estado antes y ofreció a sus habitantes 100 euros por cada burro que le vendieran.

    Buena parte de la población le vendió sus animales.

    Al día siguiente volvió y ofreció mejor precio, 150 por cada burrito, y otro tanto de la población vendió los suyos.

    Y a continuación ofreció 300 euros y el resto de la gente vendió los últimos burros. Al ver que no había más animales, ofreció 500 euros por cada burrito, dando a entender que los compraría a la semana siguiente, y se marchó.

    Al día siguiente mandó a su ayudante con los burros que compró a la misma aldea para que ofreciera los burros a 400 euros cada uno.

    Ante la posible ganancia a la semana siguiente, todos los aldeanos compraron sus burros a 400 euros, y quien no tenía el dinero lo pidió prestado. De hecho, compraron todos los burros de la comarca.

    Como era de esperar, este ayudante desapareció, igual que el señor, y nunca más aparecieron.

    Resultado:

    La aldea quedó llena de burros y endeudados.

    Hasta aquí lo que contó el asesor. Veamos lo que pasó después:

    Los que habían pedido prestado, al no vender los burros, no pudieron pagar el préstamo.

    Quienes habían prestado dinero se quejaron al ayuntamiento diciendo que si no cobraban, se arruinarían ellos; entonces no podrían seguir prestando y se arruinaría todo el pueblo.
    Para que los prestamistas no se arruinaran, el Alcalde, en vez de dar dinero a la gente del pueblo para pagar las deudas, se lo dio a los propios prestamistas. Pero estos, ya cobrada gran parte del dinero, sin embargo, no perdonaron las deudas a los del pueblo, que siguió igual de endeudado.

    El Alcalde dilapidó el presupuesto del Ayuntamiento, el cual quedó también endeudado. Entonces pide dinero a otros ayuntamientos; pero estos le dicen que no pueden ayudarle porque, como está en la ruina, no podrán cobrar después lo que le presten.

    El resultado:
    – Los listos del principio, forrados.
    – Los prestamistas, con sus ganancias resueltas y un montón de gente a la que seguirán cobrando lo que les prestaron más los intereses, incluso adueñándose de los ya devaluados burros con los que nunca llegarán a cubrir toda la deuda.
    – Mucha gente arruinada y sin burro para toda la vida.
    – El Ayuntamiento igualmente arruinado.

    Resultado ¿final?:
    – Para solucionar todo esto y salvar a todo el pueblo, el Ayuntamiento BAJÓ EL SUELDO A SUS FUNCIONARIOS.

  11. OS REMITO UNAS REFLEXIONES QUE SIN LLEGAR AL TECNICISMO DE LAS DE LUIS FRAGO QUIZAS REFLEJAN DE MANERA CLARA Y CONCISA LA SITUACIÓN.

    Deudas y Burros

    Se solicitó a un prestigioso asesor financiero que explicara esta crisis de una forma sencilla, para que la gente de a pie entienda sus causas.

    Este fue su relato:

    Un señor se dirigió a una aldea donde nunca había estado antes y ofreció a sus habitantes 100 euros por cada burro que le vendieran.

    Buena parte de la población le vendió sus animales.

    Al día siguiente volvió y ofreció mejor precio, 150 por cada burrito, y otro tanto de la población vendió los suyos.

    Y a continuación ofreció 300 euros y el resto de la gente vendió los últimos burros. Al ver que no había más animales, ofreció 500 euros por cada burrito, dando a entender que los compraría a la semana siguiente, y se marchó.

    Al día siguiente mandó a su ayudante con los burros que compró a la misma aldea para que ofreciera los burros a 400 euros cada uno.

    Ante la posible ganancia a la semana siguiente, todos los aldeanos compraron sus burros a 400 euros, y quien no tenía el dinero lo pidió prestado. De hecho, compraron todos los burros de la comarca.

    Como era de esperar, este ayudante desapareció, igual que el señor, y nunca más aparecieron.

    Resultado:

    La aldea quedó llena de burros y endeudados.

    Hasta aquí lo que contó el asesor. Veamos lo que pasó después:

    Los que habían pedido prestado, al no vender los burros, no pudieron pagar el préstamo.

    Quienes habían prestado dinero se quejaron al ayuntamiento diciendo que si no cobraban, se arruinarían ellos; entonces no podrían seguir prestando y se arruinaría todo el pueblo.
    Para que los prestamistas no se arruinaran, el Alcalde, en vez de dar dinero a la gente del pueblo para pagar las deudas, se lo dio a los propios prestamistas. Pero estos, ya cobrada gran parte del dinero, sin embargo, no perdonaron las deudas a los del pueblo, que siguió igual de endeudado.

    El Alcalde dilapidó el presupuesto del Ayuntamiento, el cual quedó también endeudado. Entonces pide dinero a otros ayuntamientos; pero estos le dicen que no pueden ayudarle porque, como está en la ruina, no podrán cobrar después lo que le presten.

    El resultado:
    – Los listos del principio, forrados.
    – Los prestamistas, con sus ganancias resueltas y un montón de gente a la que seguirán cobrando lo que les prestaron más los intereses, incluso adueñándose de los ya devaluados burros con los que nunca llegarán a cubrir toda la deuda.
    – Mucha gente arruinada y sin burro para toda la vida.
    – El Ayuntamiento igualmente arruinado.

    Resultado ¿final?:
    – Para solucionar todo esto y salvar a todo el pueblo, el Ayuntamiento BAJÓ EL SUELDO A SUS FUNCIONARIOS.

  12. Menos mal que la sociedad posmoderna está dejando de serlo y se hace, cada vez más, sociedad informacional. Ésta es mucho más social porque su esencia es la conectividad; y menos consumista porque desplaza el consumo de las cosas al consumo de y participación de las ideas… Los filósofos Castoriades, Paul Ricoeur, Deleuze, Guattari y Hölderlin, entre otros, saben de esta peligrosidad. Ellos hablan de lo caótico, de lo oscuro, condición necesaria y previa para la creación; y, sobre todo éste último, que en su doble condición de filósofo y vate, llega a definir la esencia de este pensamiento de reconstrucción social dentro del caos, donde quiera que surja y se agrande el peligro:

    “Allí donde abunda el peligro, crece lo que salva”…

    (Friedrich Hölderlin, filósofo y poeta alemán, 1770-1843).

    …Hablando de sí mismo y de su poesía, Hölderlin, sabía que recorrer el camino que dice una palabra nueva, aquella que salva de la repetición por su originalidad, implica y supone un peligro también nuevo, el de la incomprensión. Es la incomprensión de aquellos que no tolerando la diferencia que instala quién dice, intentan hacerlo parecido a algo, aquello que fue, instalación de lo original.

    El peligro de la incomprensión es uno de los peligros, antes está el del propio juicio. El de condenarse a la propia repetición por juzgarse a uno mismo. Por miedo a la marginalidad que presenta en primera instancia, lo original. La mirada de uno a la propia obra, no siempre es la mejor mirada. Ella mira desde lo ya vivido y al no reconocer lo que sobrevino, el acontecimiento, descarta lo creado.

    Lo creativo es siempre a espaldas de uno y eso es peligroso. Si uno vislumbra claramente lo que crea, al menos deberíamos sospechar de tanta claridad. Es siempre el otro, quién debiera juzgar lo propio, signo de que la obra fue hallada por uno, encontrada en el camino y no medida o planeada. Si hay mensura, si hay vara con que medir, entonces quizá no haya creatividad, hay comparación con la historia.

    ”No es bueno colocar vino nuevo en odres viejos”, reza una antigua parábola. El vino nuevo haría estallar los odres viejos. Esto es lo que pasa con la vida en la creatividad. La puesta en escena de aquello que también a mi me excede, ensancha la realidad, exige de ella que se dilate, que haga espacio para esa nueva palabra que me pide otra cosa que la que ya comprendo. Pero claro, no todo es caos, ni oscuridad, ni peligro. Una vez que esos espacios se dilatan, muchos comienzan a sentir que el aire circula más fresco, que hay más lugar, que lo que se abrió, convocó a un día diferente. Es la comunidad, la organización, el grupo, quienes vislumbran que aún sin entender mucho, algo importante puede estar sucediendo, y con terror y temblor comienzan a escuchar.

    Sólo ahora, y después de mucho repiquetear primeros de mayo en la confianza de que algo de lo que se dice descubre y desvela otro algo original, es vivido como lo luminoso, lo que trae luz y abre la puerta a un nuevo camino. El miedo y su necesidad de repetir ceden ante el hallazgo, lo creativo se internaliza como vida para uno y para los demás. Vivir en lo creativo es vivir arrojado hacia el diálogo, entre lo que aparece en la realidad y la palabra nueva que decimos en ella. Quizá entonces podremos comenzar a hablar de lo bello, no como obra de arte, sino en los términos siguientes:

    “Lo bello saca al ser humano del mundo, instituido como tal.”

    (Cornelius Castoriadis, filósofo y poeta turco, 1922-1997).

    Alrosoler © (Alrs)

    Miranda de Ebro (BU), 23 de mayo de 2010,

  13. Menos mal que la sociedad posmoderna está dejando de serlo y se hace, cada vez más, sociedad informacional. Ésta es mucho más social porque su esencia es la conectividad; y menos consumista porque desplaza el consumo de las cosas al consumo de y participación de las ideas… Los filósofos Castoriades, Paul Ricoeur, Deleuze, Guattari y Hölderlin, entre otros, saben de esta peligrosidad. Ellos hablan de lo caótico, de lo oscuro, condición necesaria y previa para la creación; y, sobre todo éste último, que en su doble condición de filósofo y vate, llega a definir la esencia de este pensamiento de reconstrucción social dentro del caos, donde quiera que surja y se agrande el peligro:

    “Allí donde abunda el peligro, crece lo que salva”…

    (Friedrich Hölderlin, filósofo y poeta alemán, 1770-1843).

    …Hablando de sí mismo y de su poesía, Hölderlin, sabía que recorrer el camino que dice una palabra nueva, aquella que salva de la repetición por su originalidad, implica y supone un peligro también nuevo, el de la incomprensión. Es la incomprensión de aquellos que no tolerando la diferencia que instala quién dice, intentan hacerlo parecido a algo, aquello que fue, instalación de lo original.

    El peligro de la incomprensión es uno de los peligros, antes está el del propio juicio. El de condenarse a la propia repetición por juzgarse a uno mismo. Por miedo a la marginalidad que presenta en primera instancia, lo original. La mirada de uno a la propia obra, no siempre es la mejor mirada. Ella mira desde lo ya vivido y al no reconocer lo que sobrevino, el acontecimiento, descarta lo creado.

    Lo creativo es siempre a espaldas de uno y eso es peligroso. Si uno vislumbra claramente lo que crea, al menos deberíamos sospechar de tanta claridad. Es siempre el otro, quién debiera juzgar lo propio, signo de que la obra fue hallada por uno, encontrada en el camino y no medida o planeada. Si hay mensura, si hay vara con que medir, entonces quizá no haya creatividad, hay comparación con la historia.

    ”No es bueno colocar vino nuevo en odres viejos”, reza una antigua parábola. El vino nuevo haría estallar los odres viejos. Esto es lo que pasa con la vida en la creatividad. La puesta en escena de aquello que también a mi me excede, ensancha la realidad, exige de ella que se dilate, que haga espacio para esa nueva palabra que me pide otra cosa que la que ya comprendo. Pero claro, no todo es caos, ni oscuridad, ni peligro. Una vez que esos espacios se dilatan, muchos comienzan a sentir que el aire circula más fresco, que hay más lugar, que lo que se abrió, convocó a un día diferente. Es la comunidad, la organización, el grupo, quienes vislumbran que aún sin entender mucho, algo importante puede estar sucediendo, y con terror y temblor comienzan a escuchar.

    Sólo ahora, y después de mucho repiquetear primeros de mayo en la confianza de que algo de lo que se dice descubre y desvela otro algo original, es vivido como lo luminoso, lo que trae luz y abre la puerta a un nuevo camino. El miedo y su necesidad de repetir ceden ante el hallazgo, lo creativo se internaliza como vida para uno y para los demás. Vivir en lo creativo es vivir arrojado hacia el diálogo, entre lo que aparece en la realidad y la palabra nueva que decimos en ella. Quizá entonces podremos comenzar a hablar de lo bello, no como obra de arte, sino en los términos siguientes:

    “Lo bello saca al ser humano del mundo, instituido como tal.”

    (Cornelius Castoriadis, filósofo y poeta turco, 1922-1997).

    Alrosoler © (Alrs)

    Miranda de Ebro (BU), 23 de mayo de 2010,

  14. He crecido con la idea de que con la democracia todos teníamos los mismos derechos y obligaciones, pero con lo que está sucediendo con la actualidad económica, caigo en la cuenta de que ese criterio se aplica únicamente a los ciudadanos de a pie; los demás que se constituyen en personas fiscales principalmente financieras y de gran envergadura económica están exentos de toda aplicación de obligaciones, eso sí, gozando de todos los derechos que los ciudadanos, incluso mejorados. Me pregunto ¿Por qué el ciudadano común cuando pide un préstamo o se le concede una subvención debe contribuir de algún modo por la ayuda recibida? ¿Por qué las entidades financieras, causantes de esta crisis, han sido ayudadas por los gobiernos y no se les reclama ningún impuesto, pago por el crédito recibido, o una determinada condición fiscal que reinvierta en las arcas del Estado? Todos los ciudadanos estamos sujetos a estas condiciones ¿Qué les hace a ellos diferentes?.
    Creo que las medidas que establezca el gobierno para salir de la crisis deberían incluir a las entidades financieras.

  15. He crecido con la idea de que con la democracia todos teníamos los mismos derechos y obligaciones, pero con lo que está sucediendo con la actualidad económica, caigo en la cuenta de que ese criterio se aplica únicamente a los ciudadanos de a pie; los demás que se constituyen en personas fiscales principalmente financieras y de gran envergadura económica están exentos de toda aplicación de obligaciones, eso sí, gozando de todos los derechos que los ciudadanos, incluso mejorados. Me pregunto ¿Por qué el ciudadano común cuando pide un préstamo o se le concede una subvención debe contribuir de algún modo por la ayuda recibida? ¿Por qué las entidades financieras, causantes de esta crisis, han sido ayudadas por los gobiernos y no se les reclama ningún impuesto, pago por el crédito recibido, o una determinada condición fiscal que reinvierta en las arcas del Estado? Todos los ciudadanos estamos sujetos a estas condiciones ¿Qué les hace a ellos diferentes?.
    Creo que las medidas que establezca el gobierno para salir de la crisis deberían incluir a las entidades financieras.

  16. Aurelio pregunta “¿qué podemos hacer los ciudadanos de a pie para que los de siempre no nos controlen económicamente como marionetas, si se ve que incluso lo hacen sobre nuestros gobernantes?”
    Yo he escrito a mi banco sugiriéndole que se apriete el cinturón y sea responsable con lo que ellos han provocado y comuniquen que a los funcionarios, pensionistas a los que afecta estas medidas tomadas por el gobierno, no nos cobren comisiones.
    De momento me han enviado un correo modelo, pero les he vuelto a responder que eso no es lo que esperaba y que sean RESPONSABLES.

    Sí te pido a ti Aurelio y al resto de escuchantes y CIUDADANOS que hagamos lo mismo y envies cartas a vuestros bancos para que empiecen a tener un poco de remordimiento de conciencia ¿? y a ver si empiezan a ayudar a salir de la crisis que estamos pagando de momento los CIUDADANOS y ellos saliendo de rositas y seguir teniendo beneficios millonarios mientras a los demás se nos va rebajando los sueldos, congelando pensiones, quedándonos en el paro…..

    Como bien dice un anónimo comentario anterior:
    “Marie-Antonieta dijo al pueblo Frances : SI NO PUEDEN COMPRAR PAN QUE COMPRAN BOLLOS y le cortaron la cabeza…..”

    Un saludo a todos y por favor ESCRIBIR A VUESTROS BANCOS. Hagamos algo, reaccionemos, que no nos sigan manejando como marionetas.
    Gracias

  17. Aurelio pregunta “¿qué podemos hacer los ciudadanos de a pie para que los de siempre no nos controlen económicamente como marionetas, si se ve que incluso lo hacen sobre nuestros gobernantes?”
    Yo he escrito a mi banco sugiriéndole que se apriete el cinturón y sea responsable con lo que ellos han provocado y comuniquen que a los funcionarios, pensionistas a los que afecta estas medidas tomadas por el gobierno, no nos cobren comisiones.
    De momento me han enviado un correo modelo, pero les he vuelto a responder que eso no es lo que esperaba y que sean RESPONSABLES.

    Sí te pido a ti Aurelio y al resto de escuchantes y CIUDADANOS que hagamos lo mismo y envies cartas a vuestros bancos para que empiecen a tener un poco de remordimiento de conciencia ¿? y a ver si empiezan a ayudar a salir de la crisis que estamos pagando de momento los CIUDADANOS y ellos saliendo de rositas y seguir teniendo beneficios millonarios mientras a los demás se nos va rebajando los sueldos, congelando pensiones, quedándonos en el paro…..

    Como bien dice un anónimo comentario anterior:
    “Marie-Antonieta dijo al pueblo Frances : SI NO PUEDEN COMPRAR PAN QUE COMPRAN BOLLOS y le cortaron la cabeza…..”

    Un saludo a todos y por favor ESCRIBIR A VUESTROS BANCOS. Hagamos algo, reaccionemos, que no nos sigan manejando como marionetas.
    Gracias

  18. Los funcionarios han estado ayudando a reducir el déficit desde hace al menos 10 años a base de congelaciones y subidas de sueldo por debajo del ipc.
    Que ahora encima un denominado socialista les baje el sueldo lo único que hace avalar y demostrar la teoría de que el gobierno se somete a las reglas poco éticas del mercado especulador.

  19. Los funcionarios han estado ayudando a reducir el déficit desde hace al menos 10 años a base de congelaciones y subidas de sueldo por debajo del ipc.
    Que ahora encima un denominado socialista les baje el sueldo lo único que hace avalar y demostrar la teoría de que el gobierno se somete a las reglas poco éticas del mercado especulador.

  20. Soy funcionario, y, por lo tanto afectado. También soy un escuchante ocasional de sus sección en NO ES UN DÍA CUALQUIERA. Pasado el primer momento de cabreo, me cabe la indignación, que aunque ya la tenía ante las injusticias que estamos sufriendo desde hace tiempo, ahora se me ha multiplicado. Pero… ¿qué podemos hacer los ciudadanos de a pie para que los de siempre no nos controlen económicamente como marionetas, si se ve que incluso lo hacen sobre nuestros gobernantes? Y, pensando con frialdad, no depende del color de la camiseta política. Estoy seguro que los de izquierdas, los de derechas, e incluso si estuvieran en el poder los de más a la izquierda, se plegarían injustamente a tomar medidas como éstas antes que prohibirle algo a un especulador (porque eso es la única palabra que creo que ha faltado decirle a usted hoy). Gracias.

  21. Soy funcionario, y, por lo tanto afectado. También soy un escuchante ocasional de sus sección en NO ES UN DÍA CUALQUIERA. Pasado el primer momento de cabreo, me cabe la indignación, que aunque ya la tenía ante las injusticias que estamos sufriendo desde hace tiempo, ahora se me ha multiplicado. Pero… ¿qué podemos hacer los ciudadanos de a pie para que los de siempre no nos controlen económicamente como marionetas, si se ve que incluso lo hacen sobre nuestros gobernantes? Y, pensando con frialdad, no depende del color de la camiseta política. Estoy seguro que los de izquierdas, los de derechas, e incluso si estuvieran en el poder los de más a la izquierda, se plegarían injustamente a tomar medidas como éstas antes que prohibirle algo a un especulador (porque eso es la única palabra que creo que ha faltado decirle a usted hoy). Gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.