La bolsa y la Vida

Bitácora de divulgación de la cultura financiera y bursátil

Suplantación de identidad en correos electrónicos con publicidad

Hemos detectado que se están produciendo envíos de correos electrónicos, en cuyo remite aparece la dirección de Francisco Álvarez, pero que no son enviados por él.

Es un anuncio que enlaza con una web de inversiones especulativas que supuestamente dan altas rentabilidades en poco tiempo. Es evidente que Paco Álvarez no hace ese tipo de recomendaciones, sino que hay quien está usando fraudulentamente su nombre para difundir esta publicidad.

Anunciamos desde que aquí que ya se han emprendido las acciones necesarias para identificar a los autores de este fraude y que se realizará la denuncia oportuna ante las autoridades.

9 COMENTARIOS

  1. Inversiones especulativas y Francisco Álvarez, esto es sinónimo de incompatibilidad. Me ratifico en todo lo dicho por Pakruber y quisiera manifestar que, la indudable honestidad mostrada por el señor Álvarez a lo largo de los años, deja patente que jamás se brindaría para participar en una maniobra de semejante catadura moral. Hombres como usted no deberían morir nunca y, si continua con su trayectoria, no lo hará. Gracias Don Francisco.

  2. Es vergonzoso que intenten ensuciar el blog y la imagen de Francisco Alvarez. Los que le seguimos y escuchamos, sabemos que nunca se prestaría a estas prácticas. Tranquilo compañero que no van a confundirnos. Los que te seguimos, no somo idiotas. A estos listos, yo les dedico mi frase favorita: “La diferencia entre un listo y un inteligente es que el listo cree que los demás son tontos, el inteligente los valora”. Creo que queda claro

  3. Hola Paco. ¿Qué tal si la liamos? No te asustes; que no hablo de iniciar un conflicto.
    Si quieres míralo en mi blog. No quiero utilizar tus comentarios para explayarme. Gracias y un afectuoso saludo.

  4. Con todos mis respetos, siento que los comentarios haya que escucharlos en un programa en el que al minuto siguiente los contenidos son para olvidar lo oído anteriormente. Si el programa tiene verdadero interés en este espacio, debería hacer verdaderos monográficos y no anécdotas.

    Repito: con todos mis respetos.

  5. Paco, si tú eres “cenizo”, ojalá tuviéramos muchas personas como tú, para ver si con esa ceniza conseguimos sepultar los tentáculos de lava de los especuladores sin alma…
    Totalmente de acuerdo con tus acusaciones, y también con la pasividad general de la ciudadanía, aunque dentro de ella hay muchas personas (no hay más que ver los comentarios a tus entradas) que están intentando hacer algo distinto y ser más coherentes. Yo también intento hacer lo que puedo, pero siento que necesitamos un cauce común que aglutine tantas iniciativas particulares y poco conocidas que debe de haber por ahí…
    Sirviéndome del guante que has lanzado con el “Yo acuso”, comparto aquí un poema que escribí hace unos días, y que va un poco en esta línea, pero con un aliento de esperanza…

    A PESAR DE LOS MERCADOS

    Pone vuestra tarjeta de visita
    que “Mercados” es vuestro común nombre.
    Pero vuestra sombra calma nos quita:
    “Salteadores” es vuestro sobrenombre.

    Decís: «Por culpa de vuestra estulticia
    lo que no ganabais habéis gastado.»
    Pero calláis que fue vuestra avaricia
    la que puso el crédito a nuestro lado.

    En toda cumbre nos aseguráis
    tener la receta para este mal,
    pero con varas y palos nos dais…,
    eso sí, del árbol neoliberal.

    Decíais: «Hace falta un millar
    de recortes en este presupuesto.»
    Pero solo nos queréis humillar,
    dejarnos endeudados, con lo puesto.

    Pues que sepáis, Mercados, que no trago
    que os convirtáis en mi único dueño,
    que podáis deshacer lo que yo hago…:
    ¡Hay un mundo mejor con el que sueño!

    No os importa que me suban el gas.
    Con la tarifa de último recurso
    que me consuele… ¡Pero ganáis más
    quitando hasta el último recurso!

    ¿Recordáis que yo os presté ayuda
    cuando la fábrica se os inundó?
    Mas no veo que nadie a mí acuda
    desde que esa empresa me despidió.

    Os vendí muy barato aquel terreno
    que recalificó el ayuntamiento.
    Hoy, con mucho sudor, fregando peno
    para daros la entrada ¡de un cimiento!

    ¡Y por no mencionar todas las veces
    que he amasado el pan que habéis comido,
    que he limpiado las calles de heces
    caninas que no habéis recogido!

    ¡Ah, lo que os aterra es que el mundo avanza!
    ¡Latido unísono de humano empeño
    es el bien común, crisol de esperanza!
    ¡Esperanza del mundo en el que sueño!

    Antonio Tomás Cortés Rodríguez, 2-I-2012

  6. Hola,
    Yo conozco a una persona que ha estado un año vendiendo estos productos, las preferentes, y puedo asegurar que los empleados de banca no han engañado a los clientes. Son ellos los primeros engañados, pues las preferentes eran un producto que a los gestores/asesores se les indicaba como garantizado.
    El problema ha venido cuando la CNMV ha querido meter mano, saber exactamente el valor de ese dinero y, por tanto, ha obligado a las entidades financieras a que las preferentes sean un producto que cotice. Lo cual, me parece muy correcto.
    Pero lo que quiero hacer ver es, que como siempre, se culpa y se mete en el saco a los empleados de banca, y se les debería diferenciar más de los banqueros.
    Que empleado y banquero, no son lo mismo, y la mayor parte del tiempo la primera persona engañada por el banquero es el empleado.

  7. Yo tb acuso. No estoy de acuerdo con Pepa Fdez, yo no viví por encima de mis posibilidades, no me he beneficiado de las vacas gordas, no me he comprado piso, ni cochazos, no…yo no soy responsable. ¿por qué tengo que pagar por una crisis que no he originado?
    ¿cómo es que politicos que sí son responsables, siguen ahí, los mismos, dando consejos y exigiendo.Sin renunciar a sus privilegios, de los que muchos ni siquiera son conscientes (salvados Durán i LLeida)

    Qué autoritas tienen?
    ¿puede el populus iniciar acciones legales? ¿cómo pedir responsabilidades? estamos indefensos? dónde está el estado de Derecho?
    Saludos de ciudadana

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.