La bolsa y la Vida

Bitácora de divulgación de la cultura financiera y bursátil

Dicotomías y paradojas

Hemos comentado en otras ocasiones en ‘La Bolsa y la vida‘ la diferente percepción que tienen los ciudadanos y los políticos de lo que sucede en la vida cotidiana. Lo hemos vuelto a constatar en relación a las conclusiones de la cumbre de Bruselas de hace algunos días y a lo que sucede en el día a día de la ciudadanía. Pondremos algún ejemplo que ilustre esta dicotomía.

Los que nos siguen habitualmente saben que esta temporada hemos hecho propósito de no hablar ‘en caliente’ de los temas, sino de darnos un tiempo de reflexión para intentar salir de la continua dinámica ‘acción-reacción’ que dificulta el análisis sereno de lo que sucede a nuestro alrededor. Por ello, sólo daremos un par de pinceladas en relación a la enésima ‘reforma laboral’ que promete facilitar la contratación de los trabajadores y bajar de forma drástica el número de parados en nuestro país.

El pasado miércoles, el programa ‘El Intermedio‘ de La Sexta hacía una encuesta, micrófono en mano y cámara en el hombro, sobre si los ciudadanos preferirían que les cortaran una pierna o las dos. Es una inteligente parodia de cómo nuestros gobernantes, en La Moncloa o en Bruselas, nos ‘venden’ las medidas que adoptan. Por otra parte, no deja de ser paradójico de que con más de cinco millones de parados, se hable más de abaratar el despido que de desarrollar un nuevo modelo productivo que nos permita crear empleo que no desaparezca de un plumazo cada vez que se cierne sobre nosotros una de las periódicas crisis que el modelo económico vigente lleva en sus genes.

Saben ustedes que nos gusta hablar de iniciativas que van de ‘abajo a arriba‘. Esta semana hablaremos del esfuerzo de unos docentes, colectivo tan denostado, por dar a conocer el modelo económico vigente a sus alumnos. Sólo el conocimiento del mismo, puede invitarnos a reflexionar sobre sus consecuencias y poner los cimientos para los cambios necesarios en el mismo.

Para finalizar, ampliaremos la información sobre el uso fraudulento que se está haciendo de mi nombre para animar a invertir en productos financieros diversos. Miles de personas han recibido dichos correos electrónicos, que como ya anunciamos en esta bitácora al tener noticia de su existencia, nada tienen que ver conmigo. Les invitamos a que las consultas, dudas y sugerencias que tengan sobre el mundo de la economía y las finanzas las envíen a: labolsaylavida@rtve.es .


No es un día cualquiera‘ se emite los sábados y domingos, entre las 8 y las 13 horas, en Radio Nacional de España. Este fin de semana, 11 y 12 de Febrero, lo hace desde Tarazona (Zaragoza). Toda la información sobre el programa pueden seguirla en su web y en su Facebook.

9 COMENTARIOS

  1. Gracias Luismi,
    Acabo de leerlo y ahora lo recuerdo.
    Es bueno que se den a conocer estas y otras iniciativas parecidas que, aunque no sean la panacea, abren alternativas ante el panorama que se nos presenta.

  2. Buenos días, hace ya mucho tiempo que escucho y leo tu blog, espero que sigas tan bien como hasta ahora y que no te desanimes por el uso perjudicial que hacen de tu nombre. La verdad es que hoy en día me interesa mucho saber la opinión de gente decente, ya hay demasiada gente hipócrita e interesada, así que todo mi animo y apoyo.

  3. Siempre escucho el programa con atención y hoy ha hablado de la experiencia de un centro escolar con una materia llamada Iniciativa empresarial.
    No es una iniciativa novedosa ni aislada. Desde el curso 1999-2000 se imparte en Asturias la materia optativa de 4º ESO Empresa Joven Europea y actualmente, al menos en esta comunidad, es materia de oferta obligada por los centros, lo que hace que muchos alumnos la puedan cursar (este año están en funcionamiento más de 500 cooperativas en toda España). Al mismo tiempo hay programas similares para Primaria, Bachillerato y Formación Profesional. Para más información se puede consultar la página http://www.valnaloneduca.com,
    Los programas educativos no están tan alejados de la realidad como se tiende a creer.

  4. Estimado Paco Álvarez,

    Imagino que conoce Ud. esta carta publicada en El País de hoy:

    http://www.elpais.com/articulo/opinion/encima/posibilidades/quien/elpepiopi/20120117elpepiopi_6/Tes

    Así como este texto que está circulando “viralmente” por las “redes sociales” españolas:

    http://www.satse.es/comunicacion/blog/soy-funcionaria

    Estaría muy interesado en su opinión sobre estos textos, y, sobre todo, su contextualización y profundización en relación a la actual situación del país y de nuestra futura deriva.

    Cordiales saludos.

  5. Cuando hace unos años, tras mucho pensar y, casi sucumbiendo a las masivas expresiones de amigos y extraños y, por supuesto familia de la siguiente cantinela…”pues, total, con lo que estás pagando de alquiler, podías, con un poco más meterte en una hipoteca y el piso es tuyo”.
    ! El piso Tuyo! creencia indiscutible de nuestra Sociedad. Dogma donde los haya
    Que seamos dueños de nuestra vivienda es la primera regla de toda familia de bien que inculca a sus hijos, salirte de esto es ser tonto y tirar el dinero.
    bueno! Yo, ya no tan joven, con un salario escaso pero fijo, con un titulación universitaria, descreída de casi todo, y sin ningún afán de posesión….”mi casa…” decido comprarme un cuchitril, porque lo de casa para mis posibilidades era impensable.
    Cuando me presento a mi entidad Bancaria de toda la vida, Una Caja de Ahorros, me encuentro con la respuesta: NO. El Director, o subdirector no recuerdo bien, con amabilidad y toda la dignidad que la situación requería me dijo:
    “usted no puede hacer frente a esa hipoteca según sus ingresos, así que no podemos concedérsela; yo confusa; ya que todo el mundo lo había conseguido, dije tímidamente. “en realidad, usted me dice esto porque soy un poco mayor… no?”, y el dijo !por Dios! que dice usted si esta en lo mejor de la vida. Se trata de sus ingresos, no puede hacer frente a esa hipoteca. Mis ingresos eran tal vez mas que los de muchas personas que se si les concedieron préstamos hipotecarios.
    La creencia social muy bien alimentada de la posesión de la vivienda no es baladí, y la utilización de la misma para prácticas deshonestas, tampoco.
    No olvidemos esto.

  6. LA RESPONSABILIDAD NO ES LA MISMA
    No podemos ignorar la parte de responsabilidad de todas aquellas personas que creyeron que era posible tener una casa muy por encima de sus posibilidades; pero ¡Ojo! Si esta es la respuesta a:
    -Una la situación fraudulenta y canalla que se esconde detrás de algunos bancos.
    -Una publicidad desbocada y sin reglas que empujaban a tener todo aquello que quisieras sólo con desearlo.
    -A campañas ideológicas neoliberales con una única y bien clara intención: Un Estado mínimo en sus intervenciones.
    Estaremos desaprovechando una oportunidad perfecta para desenmascarar ideas esclavistas, mensajes donde el Poder presenta sus reglas; reglas que son “ninguna para mis intereses, todas para aquellos que las cuestiona”
    Paco Álvarez ha iniciado con “Yo acuso”, un camino muy importante. Deben exigirse responsabilidades y, si permitimos que estas sean en igualdad de condiciones, que sean igual para el que firma la hipoteca como para el que la concede, no habremos conseguido nada, ya que una vez más caerá sobre los más débiles e inocentes la carga de la prueba. Y esto no es demagogia, esto es una realidad demasiado dura y fea para todos.
    Las hipotecas, los desahucios, el fraude del ladrillo, es una realidad que esconde detrás de un Derecho: una vivienda digna, el más odioso e pertinaz enemigo: la avaricia y absoluta falta de decencia de algunas personas.
    La decencia, la confianza, el respeto, son valores que no podemos dejar de utilizar y de poner como bandera en prácticas bancarias; alguna entidades, demasiadas las han perdido. ¿Por qué callarlo?
    Aquellas que junto con la hipoteca, “Te damos un poco mas para el coche y algún capricho”, deben explicarse y responsabilizarse.
    Un beso grande Paco.

  7. Me encanta oírte en “No es un día cualquiera”.
    Que gran impotencia deben sentir las personas que con toda ilusión adquirieron una casa y luego de pagar muchas cuotas, se las quitan y encima siguen endeudados de por vida. Por Dios, esto es una gran injusticia, porque los bancos no pueden ayudar a esta gente de bien y les dan la posibilidad de pagar lo que buenamente puedan? Si no tienen para pagar 800€ mejor será que paguen 100€ hasta tener otra buena oportunidad de trabajo, creo que así nadie pierde y no se mata la ilusión.
    Un abrazo lleno de luz.
    Mau

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.