La bolsa y la Vida

Bitácora de divulgación de la cultura financiera y bursátil

LA MANIPULACIÓN MEDIÁTICA: REFLEXIONES PARA EL VERANO

Como habrán podido constatar las personas que siguen esta web últimamente no publico gran cosa. La razón es muy simple… aunque haya decidido crear una web para explicar o dar a conocer lo que pienso y me interesa sobre temas socio-económico-financieros hay periodos de tiempo en los que no encuentro las palabras adecuadas para expresar lo que siento. Tengo una decena de textos inacabados y un libro a medio hacer sobre los estragos que el liberal-capitalismo ha generado y está generando para el futuro de nuestras hijas, hijos, nietas y nietos… pero repito, desde hace unas semanas, no encuentro la forma adecuada, equilibrada, con la que quiero expresarlo. Como ya me ha ocurrido en otras ocasiones no desespero, el momento llegará.

A la espera de ello, entre los muchos mensajes que recibo hay uno que me ha parecido interesante, muy interesante, y he decidido compartirlo. Lo inició Rodolfo Walsh, periodista y escritor argentino desgraciadamente fallecido en 1.977, lo que quiere decir que su contenido ha debido ser muy difundido desde entonces, pero como ocurre por ejemplo con El Quijote sigue siendo un buen ejercicio leerlo o volver a leerlo. Considero que las 10 estrategias que Chomsky describió hace muchos años siguen siendo de máxima actualidad.

Buenas noches, buena suerte, salud y Bien Común

Paco Álvarez


1. La estrategia de la distracción El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. ” Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

2. Crear problemas y después ofrecer soluciones. Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3. La estrategia de la gradualidad. Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

4. La estrategia de diferir. Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá́ ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad. La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. ¿Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)”.

6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión. Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad. Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposible de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad. Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

9. Reforzar la auto culpabilidad. Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así́, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se auto desvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, ¡no hay revolución!

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen. En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídos y utilizados por las elites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a maquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copias a sus amigos: nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento.
Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote el terror. Haga circular esta información”.

Rodolfo Walsh

16 COMENTARIOS

  1. Don Francisco, soy admirador de usted desde que tuve la suerte de descubrirle en el programa de “No es un día cualquiera” de Pepa Fernández y me indigne de sobremanera por la forma y fondo con que prescindió de usted, los escuchantes como ella suele referirse a los seguidores del programa perdimos con esta decisión la oportunidad de formarnos y enriquecernos con sus acertadas opiniones de Economía y la visión solidaria con que se debe aplicar.
    Reciba mí más sincero abrazo.
    jlat.

    • Hola Jose Luis. Me siento reconfortado por no ser el único que, cuando llegaba el fin de semana, me entusiasmaba escuchando las verdades de nos regalaba D. Paco Alvarez. Es necesario que todos aquellos que nos “beneficiamos” de aquellas aportaciones que en nombre de la verdad él nos ofreció, le expresen su reconocimiento y ello pudiera servirle de estimulo para que nos siga, como Vd. bien dice, enriqueciendo nuestro conocimiento. Animo

  2. Tal cual.
    Punto por punto. En todas partes. En todas épocas….bajo todo tipo de regímenes políticos…..
    LO QUE PASA….es que en los países “libres” hay que ser muuuuucho más sibilino para manipular a la población que en los países “sin libertad” donde las cosas se hacen por c……..
    Precisamente, los diez puntos denuncian el sistema de “poner cadenas” SIN QUE SE NOTE…de tal forma que -al final- la libertad acabe siendo poco más que “poder elegir entre coca-cola y pepsi-cola”….¡ojito con el vino!……
    En las dictaduras, las cadenas son reales. Los individuos notan su peso y sus heridas y SABEN que no son libres….pero ¿y nosotros?……

    • Es interesantísimo el decálogo, explica perfectamente la manipulación a la que el ser humano está sometido por los responsables de que ésto se vaya a la mierda. Me consuela pensar que hay muchas personas sensatas que creen que otro mundo es posible mediante el bien común, la empatía y el esfuerzo de luchar por una vida y una sociedad en libertad.
      Decían Eduardo Galeano y Noam Chomsky algo así : Si asumimos que no hay esperanza, garantizamos que no la habrá. Pero si asumimos que hay un instinto hacia la libertad, existirán oportunidades para cambiar las cosas.
      Un abrazo y a seguir resistiendo.

    • Don Francisco. Animo; encuentre ese arranque de valor de retomar lo aparcado, porque Vd. sabe que yo y muchos que le conocimos y conocemos (en mi caso a traves de la radio hace años) valoramos y nos es de mucha ayuda escucharle o leerle porque nos aporta aire fresco y claridad a nuestro pensar, única manera que nos queda de defendernos de la barbarie y estupidez que nos rodea. Gracias siempre. Antonio, su humilde seguidor-

      Antonio Carmelo Poveda Mérida

  3. Da lo mismo capitalismo, liberalismo que lo que sea, todos van a lo mismo a obedecer a los que realmente nos gobiernas, que no conocemos y que no hemos votado. Izquierda y derecha, fueron creadas para dividir, nada mas

  4. Hola, todo esto está bien conocerlo y ciertamente se utiliza, por los países capitalistas y más por otros países con otros regímenes , en particular los social comunistas

    El capitalismo produce algunos problemas pero antes de que las personas capitalizaran su dinero para crecer solo había miseria, el crecimiento del bienestar en 150 años ha sido asombroso Gracias a que con sus ahorros alguien hace más un siglo decidió comprar una máquina, eso es capitalismo.

    No entiendo la fijación en ver los problemas solo del capitalismo y no los de otros regimes con experiencias dramáticas y con manipulaciones claras de la sociedad en aras de un bien comun que nunca llega por culpa de los demás.

    Con todo el respeto, entiendo que todos pensamos diferente pero el lenguaje es rico y decir “estragos” del capitalismo sin otra explicación es sacar las cosas fuera de contexto. El bien común supremo por encima de la Libertad individual ahoga y trata a los individuos como niños ya que se entiende que la comunidad es más importante que tu, acabando con la posibilidad genial de la oportunidad del desarrollo personal que es también noble y sólidario en la mayoría de las ocasiones

    Buenas noches,
    Carlos Villalain

    Igualdad jurídica
    Libertad individual
    Fraternidad voluntaria

    • Muy buenos días Carlos,

      Mi nombre es Gabriela.

      Soy una asidua lectora de don Paco Álvarez desde hace muchos años. No lo leo y no lo sigo de manera ciega sin, muchas veces, verificar con datos, la información que nos transmite, aludiendo al hecho, de que, como cualquier humano, se puede equivocar. Por desgracia, Carlos, mi poquísima expereiencia de vida, me señala que Paco se equivoca en muy poco. Más bien, atina a sus análisis. Muchas veces, tenemos que dejar correr el tiempo para darnos cuenta de que, lo que creíamos un error de cálculo de Paco, terminaba siendo, más bien, una expresión que se demostraría más a largo plazo.

      No obstante, no escribo la presente para dilucidar si Paco se equivoca mucho o poco. Ni tampoco para condenar al Capitalismo, per se, ni a las corrientes denominadas “por el bien común”.

      Más bien Carlos, Paco y demás lectores de este blog, me dirijo a Ustedes, con todo respeto, para comentar el concepto de “miseria”.

      En tu comentario, querido Carlos, hablas de que hasta hace 150 años solo había miseria.

      Es cierto que los avances científicos, tecnológicos y culturales, nos han proporcionado un estilo de vida diferente.

      Las enfermedades más crueles hace 150 años, ahora se curan con un analgésico o una vitamina o un antiestamínico o algún ungüento conocido y, en la mayoría de los países OCCIDENTALES, al alcance de casi cualquiera de nosotros.

      Eso es un avance maravilloso!!!

      Pero, hay algo Carlos, que no se explicar fácilmente con palabras, pero que intentaré escribir: hay una clase de enfermedades que estamos generando, que son las conocidas enfermedades de la mente. Y esto está en casi todos los sistemas económicos occidentales. Y devienen de la avaricia, la codicia y el pronunciado deseo de obtener lo que tiene el otro, y, si se puede, más de lo que tiene el otro.

      Esto fue el craso error de Marx y Engels. Vale, todos iguales. Pero, dónde dejamos la codicia?

      En cuanto al Desarrollo Personal… qué se entiende por desarrollo personal? El yo antes que todo y todos. Volvemos al egocentrismo?

      La capacidad de desarrollar lo personal, lo privado, viene de desarrollarnos como seres humanos. De crear ideas en beneficio de … Aquí está el quid de la cuestión.

      En beneficio de la sociedad, en beneficio de mi familia o en beneficio propio?

      Miren Carlos, Paco y demás lectores: hace unos días, de manera accidental, conocí a un vendedor de plantas alucinógenas, mejor conocido como “camello”. Me ha contado una triste pero certera realidad. Él me dijo que, dadas sus condiciones, no podía cotizar a la Seguridad Social. Pero que si a él le llegaba a doler la tripa o sufría del CoVid, pues que si sobrevivía, podía pagarse al mejor médico de la región. Pero que de vacunarse ni de broma. Que él sabía perfectamente lo que es crear un negocio que afecta a los demás, arriesgando su vida, para después darse la gran vida. Y que, en opinión de él, es lo que una parte de la sociedad a la que llamaban la élite, estaban haciendo con la vacuna. Que eso se convirtió, ya no en el negocio del siglo sino del milenio. Pero que muy probablemente, si él hubiera estado en el sitio de esos elitistas, habría hecho lo mismo. Por qué? Por querer él “solucionar”, primero sus problemas económicos y luego ayudar a los demás.

      Aquí volvemos a los mismo. Hacer las cosas por el Bien Común?

      En el punto 2 de las Estrategis de Chomsky y que citó Paco, leemos: Crear problemas y después ofrecer soluciones.

      Yo, Carlos, quiero creer, con todas mis fuerzas, que lo del CoVid, fue un accidente de laboratorio. Pero los recientes acontecimientos en Francia y Alemania, me asustan y me hacen dudar de lo anterior. Si hay algún grupo o grupos, con la misma mentalidad de este vendedor, que fomenta las adicciones, ganando una pasta gansa… entonces, la pregunta es: a qué nos estamos enfrentando como sociedad?

      Y con esto ya termino: No será que, nuestro orgullo, nuestra ridícula vanidad y nuestra falta de sensatez, nos están empujando a sufrir una derrota como sociedad en general?

      Gracias Paco, por dejarnos este pequeño y maravilloso espacio para expresarnos.

      Espero que tú y tu bella familia y la de todos los lectores del presente blog, estén bien. Con salud y amor por parte de vuestras familia y amigos.

    • Lo clavo punto por punto, y pasa en todas las dictaduras y en democracias mediocres y que sus ciudadanos no tengan suficiente sentido critico.
      Por eso yo suelo profundizar en cuestiones de ciencia, también filosofía.
      No quieren que pensemos, que seamos criticos, solo el si señor.

    • Estimado Carlos, gracias por el tiempo que has dedicado a comentar mis propósitos. Agraciadamente hoy en día podemos expresar desacuerdos libremente, cosa que no se podía hacer en España cuando yo nací. Con respecto a lo que dices me parece adecuado indicarte cuatro cosas:

      1. El capitalismo es desde hace muchos años el sistema imperante en el mundo, incluyendo a China y Rusia, que lo han adoptado a pesar de las apariencias.
      2. Si tu consideras que capitalismo es utilizar ahorros para comprar una máquina respeto tu punto de vista pero no lo comparto, porque no corresponde a la definición que dan los diccionarios de la palabra “capitalismo”.
      3. Hacer referencia al estado en el que se encontraba la humanidad hace 150 es demasiado fácil, podríamos hacer referencia a cómo se vivía en la época de las cavernas… Yo me expreso con respecto a lo que he vivido y me parece evidente que el sistema capitalista ha generado y genera estragos a la humanidad. Valga como ejemplo el hecho de que los que defendían “a capa y espada” el capitalismo están ahora esforzándose para añadirle adjetivos que lo “dulcifiquen”: capitalismo consciente, capitalismo humano, capitalismo social, capitalismo medioambiental… etc… es decir que hasta hace muy poco, al parecer, el capitalismo ni era consciente, ni humano, ni social, y aún menos respetuoso del medioambiente.
      4. Lo que escribió Noam Chomsky en los años 1.970 sigue siendo de total actualidad y fue escrito en el país que ha sido y sigue siendo referencia del capitalismo, a pesar de los esfuerzos que Joe Biden está realizando para darle un aire má social. Él sabrá por qué.
      Te reitero mi agradecimiento
      Salud y Bien Común

      Paco Álvarez

    • No me resulta fácil escribir, no soy muy elocuente y menos escribiendo, pero estoy totalmente de acuerdo contigo Paco.
      Sigue así.

      • Gracias, hacen mucha falta personas como tú que digan verdades, es muy necesario que espavilémos y no nos dejemos manipular, yo no soy de, “si buana” pero hace mucha falta estar bien informados, porque, solo el saber y la verdad nos hace libres.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.