La bolsa y la Vida

Bitácora de divulgación de la cultura financiera y bursátil

LO PEQUEÑO ES HERMOSO, PERO…

Imagino que muchas de las personas que siguen esta web habrán reconocido que “Lo pequeño es hermoso” es el título del libro que el economista alemán E.F.Schumacher publicó en 1973, libro que sigue siendo considerado hoy en día como una de las 100 publicaciones más influyentes desde la segunda guerra mundial. El subtitulo, que es importante… pero menos conocido es: “Economía como si la gente importase” … toda una declaración de intenciones… Animo a los que no lo hayan leído que lo hagan, y a los que lo hayan leído que lo vuelvan a leer, cosa que yo he hecho en este mes de agosto. Considero que su contenido sigue siendo actual en 2021 como parte de la solución a la catástrofe a la que nos llevan los que después de la segunda guerra mundial continúan apostando por un crecimiento sin límites, por las empresas grandes y más grandes, por los megaproyectos… etc… con el consiguiente saqueo a la naturaleza y al nocivo impacto en el clima.

Grande, más grande, eso perseguía ser el imperio romano, la dominación árabe, el reino de España (donde “no se ponía el sol”), las ansias de Napoleón o de Hitler… y tantas otras iniciativas parecidas de los que querían dominar el mundo. El problema gordo que tenemos ahora es que quien domina el mundo es el modelo liberal-capitalista, incluyendo a China y a Rusia, y lo que está en peligro de desaparecer es el planeta Tierra, no el imperio romano, ni el reino de España, ni las otras tentativas citadas que efectivamente se desmoronaron; ahora el desmorone puede ser planetario si no hacemos nada.

En lo que concierne el cambio climático quizás sea de hecho demasiado tarde, como lo sugiere el último informe de la ONU, conocido por las siglas IPPC, publicado el 7 de agosto pasado y elaborado por centenas de científicos del mundo entero. Lo corrobora el informe publicado por la NASA, particularmente en lo que concierne la subida del nivel del mar.

Los que defienden el sistema liberal-capitalista, que últimamente se ponen de vez en cuando la piel de cordero para seguir engañándonos, continúan en realidad empeñados en proponer grandes proyectos como solución a la crisis socio-económica-sanitaria que estamos sufriendo por su culpa. Hay muchos ejemplos en muchos lugares, pero voy a citar aquí los que me tocan más cerca. Aún no se ha escarmentado en la Comunidad Valenciana, cuyos habitantes tendrán que pagar durante varias generaciones los megaproyectos conocidos por Ciudad de la Artes y de las Ciencias, Ciudad de la Luz, Terra Mítica, Copa América, y circuito de la Fórmula 1, que enriquecieron a desalmados corruptos. En efecto, el empresariado valenciano defendió, con uñas y dientes, el megaproyecto conocido como Intu-Mediterráneo, que se iba a instalar en gran parte de un paraje natural y crear miles de empleos. ¿Qué importancia tenían los miles de empleos que iba a perder el pequeño comercio, las complicaciones del incremento de la circulación, o el impacto negativo en la naturaleza?… Ninguna. Agraciadamente este proyecto se encuentra en fase de extinción debido a las dificultades financieras de sus promotores y a las justificadas exigencias de una parte del gobierno valenciano. Ahora, el empresariado valenciano utiliza los mismos argumentos para defender la ampliación del puerto de Valencia… afirmando además que el medioambiente se va a respetar… pero negándose a que se haga un nuevo estudio de impacto medioambiental porque ya se hizo uno en 2007!!!! Sí, sí, puede parecer una broma, pero no lo es. Al parecer, para los que defienden la ampliación del puerto de Valencia nada ha cambiado en 14 años… Por eso la ONU y la NASA actualizan regularmente sus informes sobre la sostenibilidad y el cambio climático pero, ¿Qué es eso de la ONU y de la NASA al lado de la “gran sapiencia” de los que defienden los grandes proyectos?… perdón por la ironía.

Y ¿Qué decir de la ampliación del aeropuerto del Prat?. Tres cuartas partes de lo mismo, sabiendo que se utilizan argumentos similares para defenderlo, simplemente porque son prácticamente los mismos lobbies los que están detrás, tanto de los proyectos citados como el de la macro granja prevista en la ribera del Duero, y otras grandilocuencias similares en otros lugares de España y del mundo. La locura de lo grande y del crecimiento, locura y crecimiento que, de alguna forma, impregnan el programa europeo conocido por Next Generation, es decir la “riada” de miles de millones de euros que van a recibir muchos países para recuperar la profunda crisis generada por el sistema liberal-capitalista. Las grandes empresas están en primera línea para hacerse con la mayoría de los miles de millones… aunque el programa Next Generation defina entre sus objetivos el apoyo a las pymes, los proyectos que respeten el medio ambiente, combatan el cambio climático, y resuelvan los graves problemas de la despoblación y la igualdad de género.

No sé por qué, dado el contexto en el que estamos, los aires de grandeza que impregnan a los que defienden el liberal-capitalismo me hacen pensar en un chiste que se contaba allá por los años 1980 en las reuniones de la federación internacional de bolsas, reuniones en las que se discutía muy mucho para determinar cual era la Bolsa más grande del mundo. El chiste describía el hecho de que Dios había convocado a los presidentes de Estados Unidos, de Rusia, y de la bolsa de Nueva York, para decirles que el mundo había llegado a un nivel de corrupción y de caos insoportable y que, en consecuencia, les había convocado para que, volviendo a tierra, anunciasen que, en dos semanas, el mundo desaparecería. El presidente ruso convocó una rueda de prensa y dijo que tenía dos malas noticias, la primera era que Dios existía, que lo había visto, y que ello demostraba que el comunismo se había equivocado llevando al pueblo al ateísmo.  La segunda era que el mundo iba a desaparecer en dos semanas. El presidente de Estados Unidos anunció en su rueda de prensa que tenía dos noticias, una buena y una mala. La buena noticia era que Dios existía, que lo había visto, y que ello justificaba lo que siempre USA había defendido, independientemente de la religión que se profesase. La mala noticia era que, a pesar de todo, el mundo desaparecería dos semanas después. En su rueda de prensa el presidente de la bolsa de Nueva York anunció que tenía dos excelentes noticias. La primera era que el había sido el único presidente de las bolsas mundiales convocado por Dios. La segunda… que las bolsas de Londres, de Tokyo, y el Nasdaq, desaparecerían quince días después… Pues eso…

Buenas noches, buena suerte, salud y Bien Común

Paco Álvarez

3 COMENTARIOS

  1. Creo que -como siempre- recibimos un soplo de aire fresco. A ver si pillo el libro y me lo leo.
    También estoy de acuerdo con la precisión de Alberto. Lo que no han entendido los promotores de la destrucción del medio ambiente, es que la naturaleza es -en realidad- un mostruo imperturbable: tú tienes un río de agua limpia con peces y vida…por estupidez y avaricia, lo destruyes con vertidos…el río seguirá fluyendo, solo que esta vez llevará muerte y suciedad….al río le da igual…es a nosotros a quienes no debe darnos igual, porque a nosotros, sí nos va la vida en ello. Al río no. Como si secas su cauce…le da igual…por eso mismo, al planeta le da igual girar eternamente alrededor del sol lleno de vida o muerto…si a nosotros no nos importa, a él menos….
    Creo -humildemente- que éste debería ser el punto de vista de la lucha ecologista. La naturaleza no es un “ser débil” que “llora” cuando la atacas…si no que es un mostruo que ni siente ni padece, que pone en su “balance” nuestros actos “al debe” y “al haber” y un buen día, “cuadra el balance”….y pobre del que haya quedado “en números rojos”, porque se cobra la “deuda” sin piedad…..
    Un saludo a todos.

  2. Siempre recuerdo la viñeta en la q unos pocos con chistera y frac preguntan a la masa:
    -Qué queréis el caos o a nosotros?
    Y la gente de manera contundente sin dudar:
    -EL CAOS! EL CAOS!!!

  3. Hola Paco: estoy de acuerdo con tu lúcido artículo. Pero permíteme solo un matiz relacionado con la frase:”lo que está en peligro de desaparecer es el Planeta Tierra”.
    No creo que vaya a desaparecer el Planeta Tierra. Lo que está en peligro de desaparecer son las condiciones físico-ambientales de la biosfera que permiten la vida humana.
    Saludos. Albert.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.